Rachel


Tu cuerpo de meretriz
se extendió dulce en el lecho,
tocando pecho con pecho,
rosa, violeta y alhelí.

Una sombra de placer
tu alma serena partió;
el tul de tu corazón
con un beso azul rasgué.

La estancia, silencio roto,
se abre al abismo imponente.
Temblor de sangre caliente,
flor, mar, océano rojo.

La boca de tu amapola
en el aire dejó un rayo
de luz. La penumbra, el vaho,
el aire, el jarrón, la rosa.

Costacabana, marzo de 2006


Principal

Índice

< Anterior |

| Siguiente >


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: