Un poema de José María Morón: Epístola a los mineros de Riotinto


José Mª Morón por Monís Mora

José Mª Morón por Monís Mora

Quiero inaugurar este espacio con el tributo a un poeta que marcó mis lecturas adolescentes y juveniles, José María Morón. Eran tiempos de búsqueda y de horizontes, de cambios y de perspectivas, de ideales revolucionarios y de esperanzas poéticas. Su obra  Minero de estrellas, escrita en Nerva (Huelva), mi localidad natal, impregnó a toda la juventud de mi entorno.

Dicho poemario, premiado en un par de ocasiones antes de la guerra civil del 36 y condenado después al ostracismo, es una de las primeras obras de contenido marcadamente social, pionera, como la poesía de Miguel Hernández, Alberti o el mismísimo Lorca, de la que triunfaría después en los años de posguerra con Blas de Otero, Gabriel Celaya y tantos otros. La intención social destaca ya desde el título, así como la influencia gongorina que impregaba los aires poéticos del 27. Sorprende un tanto en esta obra el contenido social dibujado más desde el ángulo de un poeta obrero como Alberti o Hernández que desde el de un dirigente del Partido Radical como lo era Morón. Recoge como nadie la cotidianidad del trabajador de la mina, sin duda el ambiente vivido en el día a día en la Cuenca Minera de Riotinto. He aquí uno de sus poemas más representativos

 

Mineros de Riotinto

Mineros de Riotinto

 

Epístola a los mineros de Río Tinto

   ¿Nombres? Yo no recuerdo ninguno entre mis labios.    
  Sólo el enorme, anónimo, del genérico esfuerzo.    
  El que expanden las arduas muchedumbres activas,    
  cuando los otros nombres ya olvidaron sus cuerpos.    

 

  En rebelión de músculos y torsos distendidos,    
  yo os he visto ganar un cielo cada día    
  y ese pan merecido, que al llegar a la boca,    
  tiene el sabor caliente de vuestra propia vida.    

 

  ¡Hombres de hollín y lodo! Menhires elevados    
  como un tenaz milagro de voluntad y tiempo,    
  con el pico en el aire, o con la pala al hombro,    
  sobre el paisaje ardido de escorias y de aceros.    

 

  Cuando agoniza en largo gemido la sirena    
  y el alba azul exprime los panales del sueño,    
  ya en pie, terca milicia, de harapos y alpargatas,    
  camináis a la fiesta de la tierra y el fuego.    

 

  A esa bárbara fiesta en que el martillo es pájaro,    
  y son los yunques rojos surtidores de estrellas;    
  los altos hornos brindan su sangre a los ponientes    
  y cazan nubes albas las negras chimeneas.    

 

  A la fiesta hervorosa, de los bosques eléctricos,    
  donde las grúas famélicas rumian huesos de rocas    
  y van las sucias crías de vagones piantes    
  colgadas en las ubres de las locomotoras.    

 

 
  A la fiesta rodante de las trémulas fábricas,    
  donde el metal agita su candente epilepsia    
  y lanzan sus metáforas violentas los motores,    
  en la música negra de émbolos y poleas.    

 

  A fiesta plutónica del filón millonario,    
  allá, en los fondos negros de la mina inexhausta,    
  cuando zumban los pulsos del mundo en vuestras sienes    
  y sobre vuestros hombros cabalgan las montañas.    

 

  Tenéis toda mi vida pequeña en vuestras manos,    
  cunas de los asombros más dulces de mis días;    
  aquella vida rubia que se me fue riendo    
  por el áspero y roto paisaje de la mina.    

 

  ¿Nombres? Yo no recuerdo ninguno entre mis labios,    
  sólo el enorme, anónimo, del genérico esfuerzo.    
  ¡Hombres de hollín y lodo! ¡Mineros de Río Tinto!    
  Yo os guardo en el más alto mirabel del recuerdo.

 

José María Morón, Minero de estrellas, Diputación Provincial, Huelva, 1993

Anuncios

~ por Pedro Ferreira en 08/08/2009.

4 comentarios to “Un poema de José María Morón: Epístola a los mineros de Riotinto”

  1. Una bellísima inaguración, hermoso homenaje a la tierra que te vio nacer. Mi admiración para el poeta que dibuja, con tinta plateada, la suerte de un minero en una España profunda.
    ¡Que siga la poesíahaciéndonos crecer!
    Besos desde mi valle.

    Me gusta

    • Gracias, Rosario. Tu presencia en esta inauguración me llena de alegría. Elegí ese tema porque representa de algún modo mis inicios en la poesía y en la escritura y al mismo tiempo sitúa mis orígenes y mi contexto personal. Crecí entre mineros e hijos de mineros, en paisaje minero. Oí demasiadas veces la explosión de los barrenos como para no empezar por ahí. Me alegra que te guste tanto el diseño como el contenido.
      Que la poesía y la escritura nos haga crecer, cariño.
      Besos desde la bahía hasta tu valle.

      Me gusta

  2. Precioso blog y precioso inicio. No por nada eres mi amigo favorito, el mejor.
    Te quiero mucho Pedrito.
    Besos fuertes como abrazos,

    Me gusta

    • Gracias, Liz, por venir a la inauguración. Me alegra que te guste. Ya sabes, te invito a participar.
      Besos también para ti, fuertes como abrazos.
      Desde la bahía.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: